Connect with us

Moquegua

Inicio de clases escolares en Moquegua, será normal pese a posible paralización

Published

on

42 mil escolares volverán a las aulas en la región Moquegua | Foto: El Antídoto

El inicio de las clases escolares en la ciudad de Moquegua, iniciarán con normalidad el próximo 11 de marzo pese al anuncio de una paralización, aseveró el gerente regional de educación, Guido Rospigliosi Galindo, en declaraciones a Radio Americana.

La autoridad educativa, dijo que no recibió comunicación de los sindicatos de docentes o administrativos acerca de si se sumarían a la paralización

Te puede interesar: COAR Moquegua recibirá a 80 nuevos estudiantes (Relación de ingresantes)

En esa línea, solicitó la comprensión de los organizadores.

“Eso no significa que estemos de espaldas a la demanda de la comunidad; sin embargo, tenemos una obligación de garantizar el servicio educativo en nuestro ámbito regional”, dijo a la emisora.

Respecto a si la probable paralización del lunes, afectara el servicio de transporte urbano, Rospigliosi Galindo dijo que darían tolerancia a los docentes y estudiantes para llegar a su respectiva Institución Educativa. En caso haya otro anuncio diferente, lo darán a conocer oportunamente.

La paralización de 48 horas, fue convocada para el lunes 11 y martes 12 de marzo, por una organización que se denomina “Comité Transitorio de Emergencia para la Unidad de Moquegua” (CTEUM), encabezada por el ciudadano Jorge Flores Salas.

El pliego de reclamos es el siguiente:

  1. Rechazo a la transferencia del Proyecto Especial Regional Pasto Grande al Gobierno Central.
  2. El retorno de la Entidad Prestadora de Servicios (EPS) Moquegua a la Municipalidad Provincial de Mariscal Nieto.
  3. Exigir pago de daños ocasionados por la actividad minera en el río Azana, Torata, Tumilaca y valle de Ilo.
  4. Por último, la declaratoria de interés público regional la conservación e intangibilidad de las cabeceras de cuenca de los ríos de Moquegua.

Moquegua

Moquegua implementará sistema de alerta sísmica de la mano con el IGP

Published

on

IGP y el GORE Moquegua afianzan lazos. | Foto: Difusión

El Instituto Geofísico del Perú (IGP) participó de un taller de capacitación sobre sismos y volcanes y una reunión de trabajo con autoridades de la región Moquegua, eventos en los cuales se presentó una cartera de proyectos considerados de alta prioridad a ser implementados por la gestión actual del Gobierno Regional.

El presidente ejecutivo del IGP, Dr. Hernando Tavera, sostuvo durante su exposición que Moquegua es una de las regiones del sur del país con una alta probabilidad de ser afectada por un sismo de gran magnitud, fenómeno que generaría importantes niveles de sacudimiento del suelo y la consecuente destrucción de viviendas y obras de infraestructura.

“Moquegua, al ubicarse a una distancia aproximada de 65 kilómetros de la línea de costa, tiene la posibilidad de ser alertada oportunamente ante la ocurrencia de sismos con epicentro en el mar. El sistema de alerta temprana de sismos planteado por el IGP es una alternativa confiable para el país, el cual, correctamente implementado, podrá salvar numerosas vidas”, precisó.

Te puede interesar: Conoce los peligros del volcán Ticsani en este mapa interactivo

Compromiso.

El gobernador regional de Moquegua, Zenón Cuevas, saludó la visita del IGP a esta región, así como su iniciativa en la promoción de proyectos que repercuten directamente en la calidad de vida de la población del sur del país.

En respuesta, asumió el compromiso de establecer de manera inmediata un convenio con el IGP en el cual se tracen los mecanismos para implementar el mencionado sistema de alerta temprana de sismos y otros proyectos que permitan reducir el riesgo de desastres en la región.

En esa línea, destacó la importancia que la investigación científica juega en la implementación de estrategias para mitigar el impacto de fenómenos naturales, recordando el apoyo del IGP en el monitoreo de los dos últimos procesos eruptivos del volcán Ubinas.

“La alianza del Gobierno Regional de Moquegua con el Instituto Geofísico del Perú tiene muchos años de beneficio mutuo. El convenio que impulsaremos refuerza el trabajo de ambas instituciones a favor de la población moqueguana”, concluyó.

Los otros proyectos que se impulsarán con la firma del convenio entre el Gobierno Regional de Moquegua y el IGP están vinculados a:

  • La realización de estudios de microzonificación sísmica en coordinación con las municipalidades distritales.
  • La implementación de sistemas de alerta de huaicos y lahares en áreas aledañas a volcanes activos.
  • Y el desarrollo del proyecto de estudio del impacto de la erupción del volcán Huaynaputina del año 1600.

Continue Reading

Moquegua

En Carumas piden al Minsa evaluar a escolares por presunta contaminación con metales pesados

Published

on

Unos 40 estudiantes del colegio Horacio Zeballos Gámez del distrito de Carumas en Moquegua, presentarían en su organismo altos niveles de arsénico y cadmio, según unos exámenes practicados por el médico pediatra Omar Trujillo Zeballos, informó Radio Americana.

Los resultados de la evaluación a los menores, fueron entregados al director del plantel, quien mostró su preocupación y solicitó la intervención de las autoridades distritales.

Te puede interesar: Especialistas del Minsa evaluarán a escolares con metales pesados en su sangre

El alcalde de Carumas, Erly Córdova Falcón, convocó a una reunión de emergencia a las autoridades y representantes de la sociedad civil de su jurisdicción para abordar este tema.

En esa línea, acordaron solicitar al Centro Nacional de Salud Ocupacional y Protección del Medio Ambiente para la Salud – CENSOPAS, un informe detallado y con mayor precisión sobre los exámenes practicados a menores de 6 a 12 años en el 2018.

Así mismo, el alcalde de Carumas, anunció que se contratará un profesional biólogo para realizar una evaluación de los resultados que fueron entregados al director del colegio Horacio Zeballos.

Otro de los acuerdos, fue aprovechar la visita de las ministras de salud Dra. Elizabeth Tomás Gonzáles y del ambiente, Lucía Ruiz Ostoic, para que se realicen evaluaciones médicas y toma de muestras a la totalidad de los estudiantes del colegio de Carumas y poblaciones vulnerables, para determinar el grado de metales pesados y contaminación en esta localidad.

Esta situación reportada en Carumas, es similar a lo ocurrido en el centro poblado de Yacango en Torata y que motivó a que intervenga el Gobierno Central.

Continue Reading

Cultura

La Batalla de Los Ángeles y su conmemoración en la historia de Moquegua

Published

on

Cada 22 de marzo se conmemora la Batalla de Los Ángeles, una acción militar entre fuerzas chilenas y peruanas durante la campaña de Tacna y Arica en el marco de la Guerra del Pacífico en el año de 1880.

Aunque el conflicto terminó en la derrota del ejército peruano, la valentía que demostraron los moqueguanos por defender sus tierras, ha quedado plasmado en la historia.

El historiador, Víctor Casanova Velez, escribió un artículo al respecto y que fue publicado por El Expreso Informativo y que a continuación, compartimos.

La columna “Huáscar”, defensora de la ciudad de Moquegua en la Batalla de Los Ángeles.

Era marzo de 1879 y en Moquegua se difundió la noticia de la invasión chilena a Antofagasta el 14 de febrero 1879.

Por disposición del Supremo Gobierno peruano se organizaron columnas de la guardia nacional en Moquegua. 

El prefecto Méndez y los propietarios adinerados organizaron tres columnas y se repartieron los cargos de oficiales entre los hijos de las familias de la aristocracia local de esos años; por derecho natural feudal, ellos se sentían con derecho a ser los oficiales.

El 23 de marzo de 1879 se reunió la Asamblea General de la Sociedad de Artesanos, y autorizó formar una “…columna de voluntarios”.

El presidente de la Sociedad de Artesanos, Baltasar Higinio Herrera dirigió un oficio al prefecto Abel Méndez.

Un extracto de él dice:

“Moquegua veinticuatro de Marzo de mil ochocientos setenta y nueve = Señor Coronel Prefecto – Los miembros de la Sociedad de Artesanos “Luz y Progreso” de esta Ciudad,  impulsados del mismo Sagrado amor a la Patria,  porque se han lanzado de los primeros al Combate,  siempre que la Independencia e integridad de la República se han visto amenazadas como en la actualidad…los miembros de esta Sociedad cuya vida la consagran al trabajo cuando la Patria nada tiene que temer,  se encuentran hoy en el imperioso e ineludible deber de abandonar sus talleres,  suspendiendo sus labores cotidianas para trocar sus herramientas de trabajo por las armas de Combate y morir peleando por la Patria.  Con tal motivo se han reunido en sesión en la tarde de ayer, y de la manera más espontánea y solemne han acordado dirigirse a Ud., por mi órgano, pues soy quien tiene el honor de presidir la Sociedad, para significar a Ud. el vehemente deseo que los anima de formar una Columna de voluntarios que marchen a la vanguardia del ejército destinado a defender la integridad del Territorio Nacional…No es el pábulo de pasiones (sic) bastardas lo que los impulsa en su noble propósito, no; ellos marcharán impertérritos al Campo de Batalla animados solamente por ese secreto resorte que hizo desempeñar a nuestros antepasados el papel de héroes y de Mártires en la época gloriosa de la independencia.  Como a los espartanos de las Termópilas,  los miembros de la Sociedad,  saben bien que solo los esperan:   fatigas,  privaciones,  sacrificios,  la muerte,  en fin;  pero ni la huesa,  ni la tristísima idea de la orfandad en que quedarán sus familias bastarán a retraerlos del firme propósito que tienen de Cumplir con el primer deber de todo Ciudadano;  que al fin y al cabo la vida se ha hecho para consumir,  y nunca está mejor empleada que en beneficio de la Patria…que esos Ciudadanos encuentren en el patriotismo de Ud. el apoyo necesario para la realización de sus fervientes deseos; y, para que constituidos entonces (sic) en una sola personalidad, acudan libre y espontáneamente al imperioso llamamiento del honor… Como la organización de la columna de voluntarios no podría verificarse… sin el concurso verdaderamente peruano de Ud., espero que Ud. se sirva contestar el presente oficio, previa interpretación de los deseos de la Sociedad…que confía tener en Ud.  = Dios guarde a Ud. = Baltasar Higinio Herrera”. (I L. Actas SALP).

Pintura de Ramón Muñiz. Se encuentra en el Museo Cuartel Real Felipe, Callao-Lima

Con oficio del mismo 24 de Marzo 1879, el Prefecto contestó:

“…me congratulo de que los Artesanos de Moquegua,  comprendiendo los altos deberes que todo hombre tiene para con la Patria,  se hallen en cualquier momento y circunstancia listos para acudir a su defensa… estando como se hallan los Cuadros de la Guardia Nacional de esta provincia. . .y habiendo tenido lugar este acto con el concurso de todos los vecinos notables del lugar (léase la aristocracia);  la creación de una nueva columna introduciría el desorden en dicha organización, no encontrará pues obstáculo para alistarse en cualesquiera de los Cuerpos organizados…” (L. Actas SALP).

En la Asamblea, del 27 de marzo, D. Teodoro Santisteban dijo:

“… había muchos en la Sociedad que, habiendo sido militares veteranos, no quedarían gustosos con estar también, subyugados o bajo las órdenes de muchos subalternos, niños que no han salido aún de la tutela de sus padres…”.

Se había nombrado a oficiales menores de 25 años, sin experiencia, gracias a la importancia de su familia.

Zeferino Hurtado opinó:

“…Alistándose los miembros de esta Sociedad, como simples soldados, en cualesquiera de los cuerpos ya organizados, se realzaría esta Sociedad y sería más venemérita (sic) y recomendada a la Patria; pues daría una prueva (sic)…de nuestro patriotismo y del desinterés a los puestos que se encuentran ya ocupados…”.

Esta Moción se aprobó el 30 de marzo 1879. No aceptaron que la clase artesana forme la “Columna de Artesanos de Moquegua” y el error se vio en el caos político de diciembre de 1879, incapaz de enfrentar la invasión chilena de 1880.  

Monumento a los caídos en La Batalla de Los Ángeles, ubicado en la cima del cerro Huaracane.

La “Columna Huáscar” fue una de estas tres columnas. Sus cargos de oficiales y subalternos fueron repartidos entre jóvenes de las familias propietarias, decisión muy criticada por militares veteranos de la clase artesanal. Muchos asociados de la Sociedad de Artesanos se integraron a ella, después de su sesión del 30 de marzo de 1879.

Su primer nombre era Columna de Cívicos “Huáscar”, formada por 120 soldados. “…poco disciplinados e instruidos…”, encargados de vigilar el puerto de Pacocha, al mando del Cmte. José Manuel Jiménez Corrales “Huacullani”. El 20 de noviembre de 1879, Julio C. Chocano los trasladó en tren a Moquegua, con el fin de intervenir en las intrigas políticas y destituir al Prefecto Méndez.

En febrero de 1880, se integró se integró al batallón “Grau”. Ese mes llegó a Moquegua la I División del 2do Ejército del Sur a órdenes del Cnel. Andrés Gamarra. Pero los jefes de Moquegua se enfrascaron en profundas discusiones por la disyuntiva de reconocer o no a Gamarra sin haber recibido órdenes del dictador Piérola.

Por esta discusión se descuidó vigilar el puerto de Pacocha; en esta coyuntura, desembarcó el ejército chileno desembarcó en el muelle de Ilo, el 25 de febrero de 1880. Con tranquilidad de apoderaron el puerto y del ferrocarril.

Reconocido el mando de Gamarra, el 27 de febrero de 1879, [el batallón Grau] retornaron a patrullar el puerto; no llegó más allá de la Cuesta del Conde porque los chilenos eran dueños del litoral y sus avanzadas llegaban a “Hospicio”.

Defendieron la cima del cerro “Los Ángeles”, en la batalla del 22 de marzo de 1880. Sus integrantes fueron arrollados por la carga a bayoneta del “Atacama”:

“…Ululando como los araucanos, (los chilenos) entraron en la meseta en que se asentaban las fortificaciones (peruanas) y se desparramaron en torno a ellas, baleando, pinchando, tajando. Como una manada de lobos hambrientos saltaban sobre las filas de peruanos y a golpes de culata o con violentos tajos de sus corvos de abajo arriba aventaban a sus hombres; luego seguían corriendo y hendiendo nuevas y nuevas formaciones de defensores…adelante clavando contra los muros y contra el suelo a todos los que se les oponían…” (Inostroza).

En mayo de 1880, junto a los “Gendarmes de Moquegua”, era un cuerpo suelto que hostilizaba a los chilenos en el valle de Moquegua, “con éxito siempre feliz”, según informa el coronel Leiva.

La Columna “Huáscar” se quedó en Moquegua como parte de las guerrillas de Pacheco de Céspedes, y de Jiménez, las que hostilizaron continuamente a los chilenos, hasta 1883.

Las Damas de Moquegua le obsequiaron el estandarte de guerra. En su cara principal está bordado el escudo nacional, el nombre de la columna y el año 1879, en hilos dorados. Al reverso, está bordada la Patria, una mujer sentada que sostiene el gorro frigio, cuya cara, manos y pies están formados por placas de plata labrada; la cumbrera dice: “Obsequio de las Señoras de Moquegua”. La familia Barrios guardó esta reliquia.

En 1973, Da. Guillermina Barrios Espinoza la donó al teniente coronel, Hernán Yervis Bolívar, comandante del batallón de infantería “San Pablo” N° 41 y esposo de la moqueguana Sra. Sagrario Gambeta.

Cuando este Batallón abandonó Moquegua hacia a Miculla, se llevó la reliquia.

En 1980, el Tnte. Cnel. Jorge Altamirano Reynaga, la devolvió a Moquegua por ser parte de su historia. La recibió el Museo Departamental de Corde Moquegua para su exhibición en el Museo.

En enero de 1983, el director del Instituto Nacional de Cultura, Hugo Díaz Vargas, incómodo porque el ambiente del museo era usado como oficina y sus vitrinas retiradas para hacer asambleas, coordinó con el presidente de la Sociedad de Artesanos, Víctor Casanova, para trasladar el estandarte y toda la colección de ceramios prehispánicos del Museo, hacia el local de la biblioteca de la Sociedad. Desde el 6 de enero de 1983, la Bandera permanece guardada allí como reliquia institucional.

El 22 de marzo de 1980, este estandarte presidió el centenario de la batalla de los Ángeles.

En 1991, en el 111° aniversario de esta batalla, la reliquia fue paseada solemnemente. Entonces, el alcalde [de Moquegua] Ing. Antonio Cabello le otorgó la “Medalla de la Ciudad”. Con Resolución Suprema N° 0758, del 9 de diciembre 2004. Firmada por el presidente Alejandro Toledo, se le otorgó Medalla de Honor de Gran Cruz de la Orden Militar de Ayacucho, Grado de “Caballero”.

La condecoración la recibió el 22 de marzo de 2005. Condecorada con la Medalla de la Ciudad por el 130° de la batalla de los Ángeles, el 21 de marzo 2010.

Continue Reading

Trending